Page 62 - Revista Traveling 50
P. 62

TERUEL: ALBARRACÍN
 de Turismo, en que descubrir puentes colgantes que cruzan las huertas, an- tiguas norias de agua, ..., si te dejas llevar todo es fotografiable.
A tan solo 3 km de la ciudad, los Pi- nares del Ródeno se extienden para deleite de los amantes del senderis- mo, un paisaje protegido en el que además podremos ver cuevas con pinturas rupestres. Los contrastes cromáticos entre el verde del pinar y el rojo de la piedra de rodeno crean un paisaje de gran colorido, fuerza y belleza a la vez.
Otro enclave natural de gran belleza es la Cascada del Molino Viejo, a tan
solo 14 km de Albarracín; se trata de un salto de agua del río Cabriel, un enclave con miradores, pasarelas de madera y senderos que invitan a seguir los brincos de agua entre los grandes desplomes y oquedades de la roca caliza. El salto mayor tiene una caída de 10 m, desnivel que era aprovechado antiguamente para pro- porcionar energía motriz a un molino. Otra bellísima caída de agua, muy cer- ca de la anterior, es la llamada Cas- cada del Molino de San Pedro, en su día estuvo asociada a una aceña, una especie de complejo hidráulico de ori- gen árabe. Una bella cascada con una enorme poza labrada por las aguas
del río Cabriel en la roca caliza, junto a restos de un viejo molino. El salto tie- ne 8 m y una cornisa interior que per- mite pasar por detrás de la cortina de agua sin mojarse y contemplar desde ese ángulo la charca verde esmeralda; además entre los ojos de este río y las lagunas de la sierra la generosa natu- raleza nos ofrece un auténtico manto verde de robles, pinos y arces. Albarracín además ve nacer al Tajo; a tan solo 38 km, en los conocidos como Montes Universales a más de 1800 m de altura, nace el más largo de los ríos españoles y, en su mismo nacimiento, el grupo escultórico “Padre Tajo” allí mismo le rinde homenaje.
62 - Revista Traveling




























































































   60   61   62   63   64